cintillo ucr
investigacion

Insectos que colaboran en la investigación criminal

John. F. Vargas y Maricelle Méndez S. Sección de Biología. Laboratorio de Ciencias Forenses. Poder Judicial, San José, Costa Rica

La mayoría de las personas podrían preguntarse: ¿En qué forma puede ayudar un insecto en el esclarecimiento de un homicidio u otro crimen? ¿Podría suministrar una mosca algún dato importante sobre la muerte de un individuo? El medio para obtener las respuestas a éstas y otras preguntas es la Entomología Forense, disciplina científica encargada de interpretar la información que suministran los insectos como testigos mudos de un hecho criminal, en aquellos casos en los que el estado de descomposición del cuerpo es tan avanzado que los métodos de la patología clásica no se pueden utilizar.

Aristóteles dio fundamento teórico a las antiguas ideas provenientes de la India, Babilonia y Egipto, sobre la generación espontánea de la vida: gusanos, moscas, y escarabajos que surgían del estiércol y de la basura; piojos que se generaban en el sudor humano y ranas, serpientes, ratones y cocodrilos engendrados por el lodo del río Nilo.

Gracias a esta creencia y a la subsecuente influencia de este filósofo en las escuelas griegas y romanas, hoy día una cantidad importante de personas piensa que los gusanos que están sobre un cuerpo putrefacto surgen del interior de éste, o lo que es peor, que se forman a partir de la carne descompuesta del muerto.

Sin embargo la experiencia ha demostrado que tales creencias sobre estos insectos, como veremos, son incorrectas. Muchos insectos cambian de forma durante el desarrollo post embrionario, esto es después de surgir del huevo, este proceso es denominado metamorfosis y es importante entenderlo para lograr comprender mejor la manera en que los insectos contribuyen en la investigación criminal.

En general puede decirse que existen dos tipos de metamorfosis, la denominada parcial o incompleta (desarrollo hemimetábolo), se caracteriza por que los individuos jóvenes y adultos son muy similares en forma, excepto por el tamaño. Además, las alas se desarrollan externamente durante los estados inmaduros. Por otro lado, tenemos la metamorfosis completa o desarrollo holometábolo, donde los jóvenes difieren de los adultos en cuanto a lugares que habitan, tipo de alimentación y sobre todo forma, sus alas (cuando las hay) presentan un desarrollo interno durante un estado inmaduro de latencia o inactividad que se da antes del surgimiento del adulto. La metamorfosis completa, consta de cuatro estadios bien definidos.

La larva

larva

Diferentes estados del ciclo de vida de la larva de mosca consumidoras de carroña de la familia Calliphoridae. que surge directamente del huevo, carece de alas, es un período de intensa actividad alimenticia y además consume alimento muy diferente al del adulto.

Al final del período larvario, las crías dejan de alimentarse y entran en estado de inactividad; este estadio es conocido como "pupa"

pupario

Pupario de mosca recolectada en restos de un mamífero encontrado en la Península de Osa, provincia de Costa Rica Diferentes estados del ciclo de vida de la larva de mosca consumidoras de carroña de la familia Calliphoridae. Fotografía tomada por John Vargas F. )

y por lo general se da en lugares protegidos. Durante la pupación se desarrollan las características del adulto, el cual surge luego de una o dos semanas rompiendo la cubierta (Fig. 3) Pupario vacío de una mosca de la familia Sarchophagidae, nótese la apertura lateral simétrica en la estructura a través de la cual emergió el adulto

pupa

 

Los ciclos de vida (tiempo para pasar de un estadio a otro) de muchos insectos han sido tan bien estudiados que constituyen un reloj entomológico extremadamente confiable.

En el caso de la entomología forense, los insectos más importantes son moscas de las familias Calliphoridae

hemilucillia

Mosca del género Hemilucilia sp. (familia Calliphoridae), comúnmente asociada a carroña en el Valle Central de Costra Rica.

Este grupo se caracteriza por sus colores metálicos verdes, azules y morados.) y Sarcophagidae las cuales presentan metamorfosis completa y su estado larval es necrófago, es decir se alimentan de restos de animales muertos y en descomposición, sin embargo la variedad de organismos presentes en este microecosistema temporal es mucho más grande y útil de lo que podemos imaginar.

Son las moscas adultas las que llegan a un cuerpo en un tiempo que es posible determinar con aproximación según las condiciones y el lugar donde estén. Depositan sus huevos y de éstos surgen las larvas (que luego se transformarán en pupas) que permitirán determinar el tiempo de muerte del individuo. ¿Cómo?, pues al tiempo que tardan en llegar las moscas al cuerpo, se le suma el tiempo transcurrido entre la puesta de huevos (oviposición) y el tiempo correspondiente al grado de desarrollo que presentan las larvas o pupas encontrados sobre el cuerpo.

En Costa Rica, la mosca común (Musca domestica) dura aproximadamente 14 días desde el momento en que la hembra deposita el huevo hasta el surgimiento del adulto, de estos 14 días durante uno es huevo, seis corresponden a larva y 7 a pupa, esto a 22 ºC y 50 % de humedad relativa. Otra forma de determinar el tiempo de muerte (o intervalo post morten) se fundamenta en el estudio de la "sucesión" de organismos que colonizan el cuerpo: la cantidad y la variedad de insectos y otros artrópodos varía según el tiempo transcurrido desde la muerte.

Para poder realizar esta tarea es necesario tener un conocimiento detallado del ciclo de vida de las especies necrófagas, así como las modificaciones que sufren sus respectivos ciclos de vida ante las variaciones de las condiciones ambientales (temperatura y humedad) en las que se desarrollaron. Se sabe que en nuestro país, cierta especie de mosca carroñera (Calliphora vicina) criada a 35 ºC tendrá un período larval aproximadamente tres días más corto que una criada a 18 ºC, además se deben conocer las características de los estados inmaduros (larvas) que permitan identificar al nivel de especie las larvas presentes sobre el cuerpo

oviposicionhuevos

 

Otro papel importante de las larvas que están consumiendo un cuerpo es que incorporan a sus tejidos restos de compuestos químicos (denominados metabolitos) presentes en el individuo, como acelerantes, barbitúricos, cocaína, anfetaminas e incluso venenos.

Estos tejidos pueden ser analizados para detectar esas sustancias; lo anterior nuevamente retoma importancia en aquellos casos en que el cuerpo se encuentre en avanzado estado de descomposición o cuando carece de sangre y no es posible realizar el análisis toxicológico de rutina.

Los insectos pueden ser utilizados como indicadores de traslado del cuerpo de un sitio a otro, ya que para determinadas zona geográfica existe una entomofauna o diversidad de insectos relativamente definida. Especies que estén sobre un cuerpo putrefacto pero que no correspondan con las especies de la zona, pueden ser un buen indicador de que el cuerpo en cuestión fue transportado de un área a otra.

En conclusión, la información que pueden suministrar los insectos a la investigación policial es sumamente importante; establecer si un cuerpo ha sido trasladado, determinar el tiempo de muerte y establecer la presencia de compuestos químicos tóxicos, entre otros, son elementos indispensables para el buen desarrollo de una investigación, permitiendo a la policía reconstruir la cronología del evento.

Para finalizar es importante resaltar que a pesar de que por años la aplicación de la Entomología Forense en el trópico fue fuertemente criticada, existe suficiente trabajo científico que comprueba que la técnica es completamente aplicable al medio tropical, brindando un gran aporte a los sistemas de administración de justicia de Latinoamérica.

l
lineas


Enlaces | FAQ | Mapa de Sitio | Contacto
Todos los derechos reservados. Museo de Insectos Universidad de Costa Rica 2009